SECCIONES. LA CANTIMPLORA.

 

 


 

 

 

 

 

 

Cantimplora

 

 


 

A TI, MI ANTARIAMIN

 

Queridos lectores de “tubosqueencantado” ¿cómo lleváis el otoño?

 

De todos es sabido que es una estación en la que la naturaleza va perdiendo paulatinamente su vigor, para posteriormente entrar en el dormitar del invierno.

 

Si nos fijamos en el transcurso de las estaciones, y más concretamente, en la grandiosidad de la naturaleza para adaptarse a ellas, vemos la mano de Dios.

 

Y particularmente, el otoño, estación que sugiere recogimiento, es un buen momento para mirar hacia adentro y contemplar lo conectados o desconectados que estamos de nuestra Divinidad, nuestra Presencia.

 

 

Otoño

 

Todos tenemos un Guía Interno, un Yo Superior, un Morador Interno, nuestro Antariamín; llámale como prefieras, como más te facilite tu relación con él, pero llámale, está deseando que lo hagas.

 

A este Antariamín podemos ponerle imagen para que sea más sencillo llegar a él.

 

Unos lo verán como Jesús, otros como Buda, el Sagrado Corazón de Jesús, AmmaBhagavan, Mahoma, la Virgen María y un largo etc.

 

 

Otoño

 

Cuando este Dios es perceptible como ser humano, nos es más fácil rezarle, abrazarle como a una madre o un padre.

 

No hay más que pararse a contemplar nuestras vidas para darnos cuenta de lo protegidos que hemos estado en ciertos momentos, de la intervención Divina en nuestros logros.

 

Muchos diréis, “pero yo me esforcé mucho para conseguir...” Sí, de acuerdo, pero ¿quién te ayudó en ese tesón? ¿Quién eliminó aquél obstáculo...?

 

Es muy propio del ego, pensar que todo lo hemos conseguido sólo con nuestro esfuerzo.

 

Hay una fórmula, llamada fórmula del éxito, que nunca falla: Propósito + Esfuerzo + Divinidad.

 

El Propósito es todo aquello que queremos conseguir, es decir, se trata de un objetivo.

 

Y definir el esfuerzo, creo que no es necesario, que todos conocemos lo que es.

 

 

Divinidad

 

Pero el añadir a ésto la Divinidad, es lo que hace que nuestro propósito se materialice, por muy difícil o imposible que parezca éste, y lo haga cada vez con menos esfuerzo por nuestra parte, a medida que vayamos reforzando lazos con nuestra Divinidad, nuestro Antariamín.

 

Os voy a contar una pequeña historia que puede marcar la diferencia entre tener presente a la Divinidad y no tenerla.

 

Un día estaban un padre y un niño pequeño a la orilla del mar, en una playa.

 

El niño estaba haciendo un castillo de arena, que le estaba quedando estupendo.

 

Pero, conforme iba avanzando se tropezó con una enorme piedra.

 

 

Castillo_Arena

 

El niño, por más que lo intentaba no podía, no tenía fuerza suficiente para sacarla, levantarla y quitarla de allí, para poder continuar con su proyecto.

 

El niño, después de mucho esfuerzo y no conseguir ni moverla un poco, se puso a llorar desconsoladamente.

 

En ese momento, su padre le preguntó qué le ocurría, y niño le dijo “no puedo quitar la piedra”.

 

El padre le contestó: “Sí puedes, ya que yo, tu padre, soy un recurso tuyo.

 

Debes acostumbrarte a acudir a mí en esos momentos, ya que estoy siempre deseoso de ayudarte.

 

Quiero que aprendas a contar conmigo para cualquier eventualidad que te pueda surgir, quiero que sepas que yo soy parte de tus recursos”.

 

Tras decirle ésto, el padre cogió la piedra y la retiró.

 

Este lloro del niño, representa la impotencia ante algo que no podemos conseguir, y sólo cuando sentimos esa impotencia, cuando sentimos que por nosotros mismos no podemos, unido a la petición a la Divinidad, es cuando obra el milagro.

 

 

Despertar

 

Al igual que el padre deseoso de ayudar a su hijo, nuestro Antariamín, nuestro Morador Interno, está ahí esperando a que contactemos con él, a que le pidamos.

 

Todo fluye cuando tenemos una buena relación con nuestra Divinidad.

 

Es un error pensar que la Divinidad nos juzga, nos castiga.

 

Nada más lejos de la realidad. El juzgar es sólo una cualidad de la mente, y hablamos de Dios como algo que va mucho más allá, como conciencia, como amor, paz, quietud, humor....

 

Una forma de estrechar lazos con nuestro Antariamín, es tenerlo siempre presente, hablándole, alabándole y, muy importante, mostrándole y expresándole tu gratitud por todo lo que ha hecho, y está haciendo por ti.

 

De esta forma, la Divinidad estará siempre a nuestro lado, nos guiará en todo lo que hagamos, seremos cada vez más conscientes de su mano, de su presencia en nuestras vidas.

 

Os deseo de todo corazón, y le pido a mi Antariamin y al vuestro, que tengáis una muy buena relación con vuestra Divinidad.

 

Y que esta relación, conseguida durante este momento de recogimiento que supone el otoño, se prolongue durante el resto de estaciones del año, y en cada año, uno tras otro.

 

Hasta nuestro próximo encuentro, que la Gracia os guíe y seáis felices.

 

 


 

 

EL DESPERTAR

 

Queridos amigos buscadores, en esta ocasión os voy a hablar de un libro que ha caído en mis manos que me parece de lo mejor y más avanzado que he leído sobre los mecanismos para el Despertar.

 

Se trata del libro de Eckhart Tolle, “Una nueva Tierra” (También editado con el nombre "Un Nuevo Mundo Ahora). Su finalidad principal, tal como explica, es generar en el lector un cambio de conciencia, es decir, un despertar.

 

Un Mundo nuevo ahora

 

Una parte esencial del despertar consiste en reconocer esa parte que todavía no está despierta, el ego con su forma de pensar, hablar y actuar, tanto a nivel individual como colectivo, siendo para ello necesario conocer la mecánica del ego, ya que si no la conocemos, no podremos reconocerlo y caeremos en el error de identificarnos con él una y otra vez, apoderándose de nosotros y, sobre todo, fingiendo ser nosotros.

 

Pues bien, este libro trata fundamentalmente sobre esa mecánica del ego, esa identificación con el pensamiento incesante, con el parloteo constante, que en realidad no somos nosotros.

 

La mente egotista está completamente condicionada por el pasado. Su estructura está formada por condicionamientos tanto colectivos como individuales, tales como la educación recibida, la sociedad en la que nos hemos criado, y en la que vivimos, traumas no sanados....Y es esa estructura mental la que mantiene vivo al ego.

 

Un juego fundamental del ego es identificarnos con lo que tenemos, así muchos de nosotros no compramos un producto sino un "refuerzo para nuestra identidad". Según explica Tolle, "..todo aquello que el ego persigue y a lo cual se apega son sustitutos del Ser que el ego no puede sentir.

 

 

Eckhart Tolle

 

Usted puede valorar y cuidar las cosas, pero si siente apego se trata del ego. Y realmente no nos apegamos nunca a las cosas sino al pensamiento que incluye las nociones de 'yo', 'mi' o 'mío'. ...

Pero a su vez, nos habla de cómo trascender ese ego, y es a través de la observación: cuando lo observamos, comenzamos a trascenderlo. Tan pronto reconocemos estar identificados con algo, la identificación deja inmediatamente de ser total “Soy la conciencia que está consciente de que hay apego”.

 

Y es ahí cuando comienza a emerger lo que somos, ese Yo Soy que es la conciencia misma.

 

Al identificarnos con bienes materiales, nuestro trabajo, nuestro cuerpo, seres queridos...., ante una pérdida, una reacción muy habitual es siempre resistirse, haciendo que muchas personas se vuelvan amargadas y profundamente resentidas.

 

 

Ego

 

Por el contrario, una reacción mucho más benigna sería ceder. Y es que, ceder es aceptar internamente lo que es, es abrirse a la vida.

 

Por el contrario, la resistencia es una contracción interior, un endurecimiento del cascarón del ego, es cerrarse.

 

Y como explica Tolle, y aprovecho para transcribir uno de mis párrafos preferidos de este libro, “toda acción emprendida desde el estado de resistencia interior generará más resistencia externa y el universo no brindará su apoyo; la vida no ayudará.

 

El sol no puede penetrar cuando los postigos están cerrados. Cuando cedemos y nos entregamos, se abre una nueva dimensión de la conciencia. Si la acción es posible o necesaria, la acción estará en armonía con el todo y recibirá el apoyo de la inteligencia creadora, la conciencia incondicionada, con la cual nos volvemos uno cuando estamos en un estado de apertura interior.

 

Entonces las circunstancias y las personas ayudan y colaboran, se producen las coincidencias. Si la acción no es posible, descansamos en la paz y la quietud interior en actitud de entrega; descansamos en Dios.”

 

Cuando se toma conciencia de un estado negativo en nuestro interior no debemos pensar que hemos fallado, que lo estamos haciendo mal; más bien significa que estamos teniendo éxito, ya que mientras no existe esa conciencia, prevalece la identificación con los estados interiores, y esa identificación es el ego.

 

 

Conciencia

 

Con la conciencia se suspende la identificación con los pensamientos, las emociones y las reacciones. Y tal como dice Tolle, “este estado no debe confundirse con la negación. Al reconocerse los pensamientos, las emociones y las reacciones, se suspende automáticamente esa identificación.

 

Entonces cambia nuestro sentido de lo que somos, nuestra sensación de ser: antes éramos pensamientos, emociones y reacciones; ahora somos conciencia, la Presencia consciente que observa esos estados.”

 

En definitiva, Tolle nos habla de un proceso que es el Despertar, cuyo detonante puede llegar a ser este libro. A mí personalmente me está encantando, y digo “me está”, porque todavía no lo he acabado. Aún así he sentido la gran necesidad de compartirlo con vosotros.

 

Recibid un fuerte abrazo y que la Presencia os guíe hasta nuestro próximo encuentro.

 

 


 

DIKSHA

 

¿Qué tal va vuestra cantimplora? Imagino que ya la tendréis bastante llenita de todo aquello que os permita calmar vuestra sed, esa sed del buscador.

 

En esta ocasión os voy a proporcionar información sobre algo que debe estar en todas nuestras cantimploras, la DIKSHA.

 

 

roble

Diksha significa “transferencia de energía consciente”. Esta energía es generalmente transferida poniendo las manos sobre la cabeza de los receptores.

 

Su objetivo es llevar al receptor a un Estado de Unidad.

 

Sus efectos pueden ser documentados científicamente. La Diksha inicia un proceso neurobiológico que tranquiliza la actividad de los lóbulos parietales del cerebro (responsables del sentido de separación dentro de nosotros y con el mundo que nos rodea, y que no lleva al sufrimiento), ayudando a transformar la percepción que tenemos de nosotros mismos y del mundo.

 

El proceso también actúa activando el lóbulo frontal, lo que determina el sentimiento de alegría que sentimos, de amor y de unidad con todo.

 

Una vez que el cambio neurológico se haya completado, las percepciones sensiorales están libres de la interferencia de la mente. Cuando los sentimientos no están nublados por las interpretaciones de la mente, se da una claridad natural de percepción acompañada por sentimientos de alegría espontáneos, calma interna y el estado de Conexión y Unidad con todas las cosas.

 

 

disksha

El recibir Diksha es un proceso muy sencillo: no hay ejercicio físico ni posturas. Simplemente te sientas y te relajas. Puedes invocar la presencia de la forma de Divinidad en la que creas: Cristo, Alá, Buda, o si eres ateo o agnóstico, simplemente contemplar tu vida y abrirte a la recepción. Los facilitadores de Diksha, ponen sus manos sobre tu cabeza durante alrededor de un minuto.

 

Eso es recibir Diksha.

 

En cuanto a los efectos más inmediatos en las personas que la reciben, son muy variados. Algunos sienten que su estado de conciencia se expande, otros tienen experiencias muy místicas. Algunos tienen un profundo sentimiento de alegría, otros de paz, o sienten mucho amor por los seres más cercanos.

 

Las experiencias varían dependiendo de las personas, pero en todas ellas hay una cosa en común: lo que se transmite con la Diksha es lo que más necesita esa persona en ese momento de su vida. Diksha es una especie de inteligencia que llega a tí exactamente en la forma más beneficiosa para tí y que no tiene por qué corresponder necesariamente con lo que tú crees que necesitas.

 

La Diksha puede ser dada por cualquiera que haya estado en el Proceso especial en India, en la Universidad de la Unidad, o haya realizado un proceso de iniciación por persona instruida para ello en la Universidad de la Unidad, en India.

 

Los así llamados Facilitadores de Diksha actúan como vasijas vacías y la energía se transfiere al receptor a través de ellos.

 

Interesante ¿verdad?, pues seguro que en tu ciudad hay un Facilitador de Diksha dispuesto a informarte y darte esta maravillosa energía.

 

Podéis consultar en www.diksha.es, mucha más información sobre la Diksha, AmmaBhagavan, enseñanzas de la Universidad de la Unidad..., así como eventos que tienen lugar en toda España, muchos de ellos se celebran con una periodicidad semanal o mensual.

 

Espero y deseo que la Diksha llegue a vuestras vidas y las transformen, como me ocurrió a mí. Recibid un fuerte abrazo y que la divinidad os guíe hasta nuestro próximo encuentro.

 

 

 


 

 

Queridos visitantes de “tu bosque encantado”, quisiera contaros el por qué del título de este espacio: “La Cantimplora”.

 

¿Por qué un utensilio tan humilde, básico, pequeño, chatito, regordete, nada glamuroso?

 

Una cantimplora, como todos sabéis, es ese frasco de metal revestido de material aislante para llevar la bebida, pero, además de la utilidad que todos conocemos,

 

¿qué podría sugerir, desde un punto de vista metafórico?

 

Pese a esa apariencia discreta, muy discreta, es un recipiente para esa fuente de vida que es el agua, y que es de gran utilidad para calmar la sed, normalmente en lugares en los que no es fácil encontrar agua, y no sólo hay que pensar en el desierto, sino también en un recorrido por la montaña, por el bosque, o simplemente por algún lugar del que desconocemos si nos va a ofrecer la oportunidad de beber.

 

cantimplora

 

Esta utilidad llevada al día a día, a esas travesías que hacemos en nuestro entorno, ya sea hogar, familia, trabajo, relaciones..., nos hace recordar que es muy importante llevar siempre una cantimplora disponible para cualquier eventualidad, que como habréis adivinado no será para llenar precisamente de agua o de cualquier líquido que nos calme la sed, esa sed de beber,

 

de refrescarse, de hidratarse, sino una sed diferente, una sed de evolucionar, de crecer como persona, de llevar a todos los ámbitos de nuestra vida esa necesidad de mejorar, de encontrarse a sí mismo, de volver a la esencia; y que a la vez nos reconforte ante cualquier conflicto.

 

¿Y de qué podríamos llenar nuestra cantimplora?

¿De qué herramientas, enseñanzas, creencias, recuerdos, vivencias...

podríamos llenarla, para que un momento dado nos calme la sed, nos ayude a afrontar con sabiduría cualquier eventualidad que surja en nuestro caminar por la vida?

 

Imagino que cada uno de vosotros lleva gran parte de su existencia llenándola y os habréis dado cuenta de que, pese a ese tamaño tan pequeño, le cabe de todo,

y además no se llena nunca, siempre es posible ir añadiendo experiencias, enseñanzas, recursos, herramientas...,

y que llegan a nuestras manos de las formas más inusitadas.

¡Qué importante es tener la cantimplora bien llena de todos estos recursos!, para poder echar mano de ellos en un momento dado,

en un momento en el que nos venga bien pegar un sorbo de sabiduría para hidratarnos de paz, amor, libertad interior, conciencia....

 

En este espacio hablaremos periódicamente de temas con los que llenar nuestra cantimplora. Se tratará de materias, ciencias, creencias, terapias alternativas o simplemente comentarios o reflexiones sobre algo acontecido en la sociedad.

 

Aquí podrán tener cabida desde un libro, que por su interés lo merezca, hasta temas tan importantes para mí como el despertar a través de Diksha;

pasando por materias más prácticas como podrían ser técnicas de meditación, la salud a través de la alimentación, distintas creencias sobre el 2012....

 

Seguro que el día a día nos dirá qué tema tratar en cada momento.

 

Os invitamos a participar, ya que este espacio no tendría sentido sin vuestras visitas.

 

Espero, y deseo de todo corazón, que sea de vuestro interés y os ayude en el camino de la vida.

 

Recibid un fuerte abrazo y que la divinidad os guíe hasta nuestro próximo encuentro.

 


HACIA EL ORDEN Y LA UNIDAD

 

Queridos amigos, el tema que hemos escogido para llenar en esta ocasión nuestra cantimplora va a ser un tema actual, que va a tener un gran impacto en nuestra forma de vida próxima, y creo que digo bien al decir “próxima” y no “futura”.

 

A muchos de nosotros nos ha llegado información venida de distintas fuentes sobre el pasado 11/11/11, como un día fundamental en el cambio de energía del Planeta con vistas al año 2012,

 

que será un año de transmutación. Dentro de este marco, ese mismo día, tuvo lugar en África un encuentro en el que participaron miles de personas entorno al Programa Mundial de Afrika Ubuntu.

 

Este evento contó con la conexión en directo de Sri Bhagavan, fundador de la Universidad de la Unidad (Oneness University) en India, el cual nos regaló con un mensaje lleno de esperanza en el que describe como de la situación actual de caos, desorden y división, pasaremos a una situación de orden y Unidad; de cómo cada individuo que despierte a la Unidad,

 

automáticamente impactará a varios miles de seres ayudándoles a crecer hacia una mayor experiencia de realidad, y a descubrir nuevas formas de vivir y amar, creando con ello un mejor planeta para el presente y el futuro.

 

A continuación os transcribo dicho mensaje:

 

MENSAJE DE BHAGAVAN DEL 11/11/11 EN AFRIKA ABUNTU.

 

“La humanidad está entrando en la etapa más importante de su existencia.

 

Los próximos tiempos serán testigos de los cambios más novedosos e inimaginados del curso de su larga evolución.

 

roble

 

 

La raza humana como unidad particular y coherente ha pasado por varias etapas evolutivas y ahora se acerca a tan esperada madurez con los avances científicos y tecnológicos surgiendo del ingenio de la humanidad.

 

El hombre ha hecho grandes progresos en el mundo material. Sus inventos han hecho su vida diaria más cómoda, sin embargo, no es feliz.

 

A pesar de todos los avances e inventos, el hombre sigue estando perdido.

 

Su capacidad para superar el acecho del espectro de la guerra, la amenaza de colapso del orden económico mundial, el despliegue de la anarquía y el terrorismo, lo ha dejado en “tierra de nadie”. Hoy, la agresión y el conflicto caracterizan nuestros sistemas social, económico y legal.

 

Esto se debe a que casi ni ha progresado en el mundo interno. En su loca carrera hacia la felicidad material ha perdido de vista el origen de su alma.

 

El caos en su interior al no reconocer el vacío dentro de sí le enreda en diversas búsquedas las cuales, esencialmente, sirven para mantenerlo ocupado en su intento de huir de ese vacío.

 

Esto podemos verlo al observar sus constantes esfuerzos por fijarse nuevas metas a alcanzar y por su incesante búsqueda de reconocimiento en la sociedad.

 

La consecuencia de este escapismo es el aumento de estrés mental resultando un conflicto con la familia, en la sociedad y finalmente, un conflicto global.

 

La vida es un movimiento que oscila entre el orden y el desorden, emergiendo y cesando en el curso natural de las cosas.

 

Conforme el orden se mueve hacia el desorden te alejará de la Unidad, llevándote a la división.

 

En una familia, siempre que hay dolor y aflicción es un alejamiento de la Unidad. Sanar el corazón, el florecer del amor es un camino de vuelta a la Unidad como seres conscientes.

 

Pueden usar el poder de Diksha para hacer que el flujo vuelva de la división a la Unidad, para erigir un sistema social progresivo, pacífico, dinámico y armonioso, un sistema que dé holgura a la creatividad e iniciativa individual basado en la cooperación y reciprocidad.

 

roble

 

 

Cuando existe este orden en la familia, en el Comité de naciones y las diversas formas de vida, el regreso a la Unidad en el interior es posible, es alcanzable a través de la aceptación de la vida y la experiencia de uno mismo sin resistencias, y existe la posibilidad de elevar la vida a un nivel de orden y Unidad.

 

Cuando inició el fenómeno Oneness recibimos varias revelaciones. Estas revelaciones apuntaban a un despertar en África, que llevará al cambio global.

 

Las revelaciones mostraron que habría una aceleración en el despertar de todo el planeta a partir de 2012.

 

Lo único que se necesita es ser un buscador con pasión, alguien preocupado por la humanidad y el sufrimiento de todas las formas de vida.

 

Aquellos que tienen la pasión en su interior son los que despertarán rápidamente. Una vez trasformados, su mera presencia, sus niveles de consciencia aumentados ayudarán a otros naturalmente a entrar en niveles de consciencia más elevado.

 

El caos es siempre precursor de un cambio de consciencia, y ciertamente, estamos en tiempos de caos. Recuerda entonces, que todos los retos llegan en forma de desorden y división.

 

Nos está señalando hacia un mayor nivel de orden y Unidad, ya que psicológicamente somos inseparables del resto de la Humanidad.

 

Cada individuo que despierte a la Unidad automáticamente impacta a varios miles de seres ayudándoles a crecer hacia una mayor experiencia de realidad y a descubrir nuevas formas de vivir y amar.

 

Crear un mejor planeta para el presente y el futuro.”

 

¿Qué os ha parecido? Sin palabras ¿verdad?

 

En próximas publicaciones, si os parece, compartiré con vosotros mis experiencias con Diksha y las enseñanzas de la Oneness University.

 

Recibid un fuerte abrazo y que la divinidad os guíe hasta nuestro próximo encuentro.